La Flor de Pascua (I)

En estas fechas navideñas es muy habitual decorar nuestras casas con estas preciosas plantas. Sus hojas rojas se han convertido en todo un símbolo de la Navidad y llenan de calidez cualquier ambiente. Tiene fama de no durar más allá de las navidades, pero esto no es cierto. La Flor de Pascua no muere al pasar la Navidad, ¡lo que pasa es que es caduca! Aquí os vamos a dar las claves para conservar vuestra Flor de Pascua durante todo el año.

Planta de Flor de Pascua

Planta de Flor de Pascua

Su nombre científico es Euphorbia Pulcherrima, que viene del latín pulcher, que significa hermoso. Y es que la Poinsettia, Flor de Pascua, Pascuero, Planta de Navidad, es conocida por múltiples nombres, pero posee una belleza que no deja indiferente a nadie. Es originaria de las zonas templadas de México, donde el clima es suave y sin heladas. El nombre de Poinsettia, que es como se la conoce en Estados Unidos, es en honor a Joel Robert Poinsett. Poinsett fue el primer embajador estadounidense en México, y fue quien  introdujo esta hermosa planta en Estados Unidos alrededor de 1925. En su hábitat natural es un arbusto que puede alcanzar hasta 5m de altura. Es una planta por tanto, que vive todo el año, y que no tiene por qué morir al pasar las navidades. Florece desde finales del otoño hasta mediados del invierno si la temperatura no es muy fría. Sus características hojas rojas no son flores como comúnmente se piensa, sino brácteas, que son hojas modificadas cuya función principal es la de proteger las flores. En la Flor de Pascua, estas brácteas acaparan todo el protagonismo por adquirir una tonalidad rojiza que se hace más intensa cuanto más cerca del extremo del tallo, y por tanto de la flor, están.

Flor de Pascua de distintos colores.

Flor de Pascua de distintos colores.

Existen variedades de otros colores, como blancas, color salmón, tonos de rosa, y cada año se siguen obteniendo nuevos colores. Y ahora que ya os hemos presentado, vamos con unos sencillas pautas para cultivarla en casa y conseguir que viva todo el año.

LUZ

La Flor de Pascua necesita una ubicación muy luminosa, incluso algo soleada durante los meses invernales en los que el sol no es demasiado fuerte. Desde mediados de la primavera hasta principios del otoño, podrá permanecer en exterior siempre que se proteja del sol más fuerte. En interior, será suficiente con un visillo o cortina que tamice el sol. En zonas cálidas y sin heladas, puede permanecer en exterior durante todo el año en semisombra.

TEMPERATURA

La temperatura ideal estaría entre 20º-22º por el día, y unos 16º-18º por la noche. No soportará el frío ni el calor excesivos, y es bastante sensible a los cambios bruscos de temperatura, por lo que debemos evitar las corrientes de aire, tanto frías como calientes. Durante el invierno, debemos tener cuidado de alejarla un poco del cristal de la ventana, ya que por la noche allí descenderá la temperatura respecto al interior. También debemos tener la precaución de no situarla demasiado cerca de la calefacción u otras fuentes de calor, que además de darle un calor que puede resultar excesivo, también disminuyen significativamente la humedad ambiental, lo que puede provocar una caída prematura de las hojas.

RIEGO

Las necesidades de agua de la Flor de Pascua varían considerablemente en función de múltiples factores como son la temperatura, las horas de luz, la humedad ambiental, la época del año, la climatología, o el estado en que se encuentra la planta. Como norma general, debemos esperar siempre a que el sustrato empiece a secarse antes de regar. En caso de duda, siempre es mejor esperar uno o dos días más y luego dar un riego más generoso. Es una planta bastante sensible al exceso de agua, y sus raíces se pudrirán rápidamente si el sustrato permanece mojado demasiado tiempo. En el mejor de los casos, será atacada por hongos y podredumbres que finalmente acabarán con nuestra planta en poco tiempo. También es importante tener en cuenta la temperatura del agua. Ya os indicábamos antes que la Flor de Pascua es sensible a los cambios bruscos de temperatura. Durante el invierno el agua del grifo puede salir demasiado fría, por eso es recomendable dejar la regadera con agua con antelación, y así que el agua se atempere. Esto sirve además para eliminar parte del cloro y es siempre beneficioso para nuestras plantas. Esto no quiere decir que haya que regar con agua caliente, sólo hay que evitar el agua demasiado fría.

En el próximo artículo continuaremos con los consejos para conservar la Flor de Pascua.

Ababoles

Anuncios

Etiquetado:, , ,

2 pensamientos en “La Flor de Pascua (I)

  1. […] el artículo anterior os presentábamos a la Euphorbia Pulcherrima, más conocida como Poinsettia, Flor de Pascua, […]

  2. […] los artículos anteriores os hemos explicado los cuidados básicos de la Flor de Pascua. Pero, ¿qué pasa después de la […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: